CUANDO LA CABEZA PUEDE MAS QUE TUS PIERNAS

CUANDO LA CABEZA PUEDE MAS QUE TUS PIERNAS


 

Me quedo sin fuerza
 
Probablemente vayas muy rápido o hayas comido poco. Si es lo primero, sería mejor que corrieras más despacio los primeros kilómetros, de modo que al final tuvieras mucha fuerza. Si no quieres perder velocidad, entrena la velocidad una vez por semana. Cuando te quedes sin fuerza en mitad de una carrera pero no quieras abandonar baja el ritmo, encuentra una velocidad adecuada a la energía que te quede y repón fuerzas en el avituallamiento más cercano.
 
 
¿Por qué y para qué?
 
En un momento dado, te puedes plantear algo muy sencillo. No es necesario que hagas un severo trabajo de introspección para constatar que tienes cuarenta tacos y que nunca llegarás a ser Bekele o Usain Bolt. Pero aún hay lugar para la esperanza. Por ejemplo, tu figura es mucho más esbelta si haces deporte; evidentemente, tu forma física también es mucho mejor. Si quieres mejorar, pon un objetivo a cada entrenamiento. Reserva un día para la velocidad, otro para las distancias largas y otro para ganar a tu compañero.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política. Información ACEPTAR
Aviso de cookies